¿Quiénes Somos? Sala de Prensa 20 de Agosto del 2017
ReporTec
Boletines y fotografías
Recuerdan a Don Eugenio Garza Sada

Monterrey, N.L. 17 de septiembre de 2009.- Progreso, justicia social, gran espíritu emprendedor, respeto a la dignidad humana, libertad, son solamente algunos de los significados del nombre de Don Eugenio Garza Sada, un hombre que forjó en México grandes obras a través de la industria y la educación.

 

Para conmemorar el 36 aniversario del fallecimiento del fundador del Tecnológico de Monterrey, directivos, empleados, y alumnos de la Institución, montaron una guardia de honor en su memoria en el Panteón del Carmen.

 

Allí, el Dr. Rafael Rangel Sostmann, rector del Tecnológico de Monterrey, acompañado del Ing. José Antonio Fernández Carbajal, vicepresidente del Consejo de la Institución, y presidente y director general de FEMSA, invitó a los asistentes a guardar un minuto de silencio en memoria de quién fundara el Tecnológico de Monterrey.

 

Al terminar la ceremonia, el Dr. Rafael Rangel Sostmann recordó a Don Eugenio Garza Sada, como una persona visionaria al fundar el Tecnológico de Monterrey. “Estamos recordando a nuestro fundador, por haber tenido la iniciativa de convocar a otras empresas de Monterrey, también recordamos a todos los fundadores que tuvieron el deseo de crear una Institución, el inicio de una serie de universidades del Tecnológico de Monterrey del cual nos sentimos muy orgullosos”, mencionó.

 

Así mismo, habló sobre los valores que distinguían en vida a Don Eugenio Garza Sada, y que la Institución vive día a día. “Amor al trabajo, compromiso, el deseo de salir adelante y ser mejores, el contribuir con la sociedad, en otras palabras, no volvernos ajenos a los problemas de la sociedad y ser parte de la solución de esos problemas”, indicó el Dr. Rangel Sostmann.

 

El día de hoy en el Campus Monterrey, la bandera de la Institución lució a media asta, y se colocó un moño negro como símbolo de luto en el edificio de Rectoría. 

 

 

Para ver fotografías: http://www.itesm.mx/sistema/centrodeprensa/b0116/b0116.htm

 

 

Centro de Prensa del Tecnológico de Monterrey

Tel: 8328- 4260 y 8358-2000

Exts. 3860 / 3569

centrodeprensa@servicios.itesm.mx

 

 

Semblanza Don Eugenio Garza Sada

 

Símbolo del progreso, de justicia social, de avanzado sentido previsor, de respeto a la dignidad humana e incansable promotor de la educación, son características que describen la figura de un destacado mexicano: Don Eugenio Garza Sada.

 

Nació el 11 de enero de 1892, en la ciudad de Monterrey, Nuevo León; fue el segundo hijo de 8 que procrearon en su matrimonio Don Isaac Garza y Doña Consuelo Sada de Garza.

 

Sus estudios de primaria los inició en el Colegio San Juan en Saltillo, Coahuila y posteriormente continuó en el Hidalgo, de Monterrey. Viajó a los Estados Unidos donde cursó la preparatoria en la Academia Militar Western, para después estudiar Ingeniería Civil en el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT), de donde se graduó en 1916.

 

Un año más tarde inició su carrera laboral en Cervecería Cuauhtémoc, como auxiliar del departamento de estadística, hasta llegar a ser Directivo del Consejo de Administración de Valores Industriales, S.A.

 

Contrajo matrimonio con Doña Consuelo Lagüera Zambrano, con quien tuvo 8 hijos: Eugenio, Alejandro, Alicia, Consuelo, Gabriel, Marcelo, David y Manuel.

 

Don Eugenio se distinguió como un gran impulsor del patrimonio social. En toda su trayectoria laboral siempre imprimió su carácter y espíritu de avanzada justicia social; estaba convencido que el hombre es lo más importante en toda organización, al ser el promotor y destinatario de todo desarrollo.

 

Una de las obras que refleja la creatividad, la preocupación por el desarrollo social y el impulso de Don Eugenio Garza Sada a la educación, se encuentra en el Tecnológico de Monterrey, que fue fundado por su iniciativa el 6 de septiembre de 1943, con la colaboración de un destacado grupo de empresarios.

 

Generar empleos para los mexicanos y buscar la autosuficiencia en los procesos productivos y de distribución, fue una de las responsabilidades primordiales de Don Eugenio, que avalan su firme convicción: “No repartas riquezas; reparte trabajo y elevaras el nivel de vida de la población”.

 

Murió el 17 de septiembre de 1973 a los 81 años de edad, durante un lamentable incidente. Se fue en lo material, pero su entrega al trabajo, su devoción por la educación su verticalidad y congruencia, su afán por el desarrollo económico y social de México, han dejado huella y sirven de ejemplo no sólo a todos los que colaboran en las empresas e instituciones en las que participó, sino a las nuevas generaciones de nuestro país.

 

Buscar
Búsqueda avanzada
ReporTec
INICIO INSTITUCIONAL ACADÉMICO ESTUDIANTIL DEPORTES CULTURAL PREPATEC AGENDA
TRAYECTORIA EN LA OPINIÓN DE FOTOGALERÍA VIDEOGALERÍA BOLETÍNES BUSCADOR PODCAST CONTACTO
D.R. © Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Rectoría Zona Norte, México. 2008
Las fotografias y textos que aparecen en la página son derechos reservados.