¿Quiénes Somos? Sala de Prensa 24 de Mayo del 2017
ReporTec
Boletines y fotografías
Doctor Rafael Rangel llama en Estados Unidos a combatir el “calentamiento social”
Al recibir el doctorado honoris causa otorgado por Georgetown University en Washington, el Rector del Tecnológico de Monterrey llamó a las casas de educación superior a implementar programas que ayuden a disminuir la brecha entre los que más y menos tienen para garantizar la sustentabilidad mundial
Dr. Rafael Rangel Sostmann, Rector del Tecnológico de Monterrey y John J. DeGioia, Rector de la Georgetown University

Washington, D.C. 14 de octubre de 2008.-  En ceremonia solemne llevada a cabo hoy en el emblemático salón Gaston Hall de la Georgetown University y frente al pleno académico de esa institución educativa, Rafael Rangel Sostmann recibió de manos del rector John J. DeGioia, el título de doctor honoris causa de dicha universidad.

 

Luego de agradecer la distinción ofreció un discurso dirigido a las autoridades de lo que podría ser la universidad más distintiva del sello político de Estados Unidos. El rector Rafael Rangel Sostamnn habló de México, del México que él conoce. Reconoció que hablar de su país es hablar de “muchos Méxicos”; seguidamente hizo un rápido recorrido por una república llena de contrastes. Describió cómo en el norte, el centro y sur de su país tienen niveles de desarrollo social, político y económico muy disímiles y se señaló las grandes diferencias de ingreso anual per capita entre un ciudadano de San Pedro Garza García, en Nuevo León, que percibe casi 34 mil dólares y un habitante de San Juan Petlapa, en Oaxaca, que percibe mil 500 dólares anuales. “Yo represento tres sistemas universitarios arraigados en estos muchos Méxicos” reconoció.

 

Habló de cómo el Tecnológico de Monterrey está presente en tres modelos de atención educativa, en el sentido de que nuestra Institución ofrece educación en 33 campus y está presente en 20 estados; mientras que a través de la Universidad Virtual, ofrece programas educativos dirigidos a comunidades marginadas; y el tercer sistema, es la Universidad Tec Milenio, que con 39 campus está presente en 21 estados. Los tres pertenecientes a la sociedad civil y sin afiliación política o religiosa.

 

Reconoció que gracias a la naturaleza de su trabajo ha viajado mucho dentro y fuera del país, lo que le permitió conocer universidades de todo el mundo, tanto de países desarrollados como los que no lo están. Lo anterior dio pie a enumerar una serie de recomendaciones para exhortar al modelo de universidad universal a cambiar su rol y frente a los académicos presentes, que resolvió agrupar en tres roles: los primeros dos los vinculó al papel de la universidad como formadora de ciudadanos éticos y como responsable de fomentar el compromiso social. El tercer rol vendría después: la universidad como generadora de respuestas para mejorar el desarrollo económico, político y social de los países.

 

Urgió a las universidades a incluir en todos sus programas académicos cursos obligatorios de ética y filosofía. En este proceso destacó la importancia de los profesores y recomendó que se instruyan sobre cómo incorporar la ética aún en cursos no relacionados. “Los alumnos deben aprender a solucionar sus problemas de la vida diaria desde una perspectiva ética” recomendó, y exhortó a no dejar toda la responsabilidad a las familias o a la educación preparatoria.

 

Al tocar el tema social el rector del Tecnológico de Monterrey animó a los presentes a crear modelos para reducir la brecha social y económica “la brecha no debe reducirse sólo por razones humanitarias sino porque nuestros países y el mundo ya no son sustentables si continuamos viviendo en la forma como hoy lo hacemos” sentenció. “Como sociedad estamos obligados a abordar este reto y la universidades deben desarrollar a los estudiantes para que entiendan esta situación. Hay que enviar a los estudiantes a que conozcan problemas auténticos y orientarlos a que formulen caminos para mejorar las vidas de esas comunidades” reconoció.

 

También se refirió al papel de la universidad como trasmisora de conocimiento y como un actor del desarrollo económico, social y político de su país “Son tan pocos los recursos para realizar investigación en los países en vías de desarrollo, que es importante que la mayoría de ellos se dediquen a solucionar los problemas más significativos de cada país”. En este mismo sentido recalcó el papel de la universidad como generador de modelos operacionales y entornos apropiados para asegurar que esto se realice.

 

En cuanto a política pública argumentó que no es suficiente proponerlas, sino asegurarse de que las propuestas se conviertan en políticas implementadas que generen bienestar para la sociedad.

 

Además, dedicó unos minutos a las autoridades de Georgetown y las invitó a participar transfiriendo su experiencia a las universidades del mundo. En este sentido afirmó que con el potencial con que cuenta sus contribuciones en el mundo serían aun más significativas.

 

En su último bloque de ideas el Rector generó un nuevo vocablo para referirse al papel que debe jugar la universidad en la construcción de nuevas sociedades más igualitarias y habló sobre cómo deben generar conocimiento que provoque la reducción de la brecha social. Desde su óptica, Rafael Rangel animó a la universidad a estar enfocada y realizar investigación de vanguardia para crear y desarrollar nuevas tecnologías que produzcan desarrollo económico y bienestar social. En este sentido señaló que las universidades en general no le asignan una prioridad urgente y necesaria a lo que él llamó “el calentamiento social”, que definió como la brecha entre los que tienen y los que tienen menos.

 

Sin restarle importancia al calentamiento global y la problemática de los energéticos, Rangel Sostmann explicó que el “calentamiento social” contribuirá más que el calentamiento global a la falta de sustentabilidad mundial, y concluyó.

 

El evento fue encabezado por John J. DeGioia, presidente de Georgetown University; su vicepresidente Jim O’Donell y los doctores Spiros Dimolitsas y Dan Porterfield, así como por el señor Chris Augostini y la señora Susan Frost, directivos de esa institución.

 

Por parte del Tecnológico de Monterrey asistieron, el ingeniero Eliseo Vázquez, Vicerrector de Administración y Finanzas; el ingeniero Carlos Cruz, Rector de Innovación y Desarrollo Institucional; el ingeniero Patricio López, Rector de la Universidad Virtual y la doctora María de Lourdes Dieck, directora del área de Gobierno, Ciencias Sociales y Humanidades de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo Tecnológico y directora nacional de la Escuela de Graduados en Administración Pública y Política Pública (EGAP).

 

 

Centro de Prensa del Tecnológico de Monterrey

Tel: 8328- 4260 y 8358-2000

Exts. 3860 / 3569

centrodeprensa@servicios.itesm.mx

 

Buscar
Búsqueda avanzada
ReporTec
INICIO INSTITUCIONAL ACADÉMICO ESTUDIANTIL DEPORTES CULTURAL PREPATEC AGENDA
TRAYECTORIA EN LA OPINIÓN DE FOTOGALERÍA VIDEOGALERÍA BOLETÍNES BUSCADOR PODCAST CONTACTO
D.R. © Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Rectoría Zona Norte, México. 2008
Las fotografias y textos que aparecen en la página son derechos reservados.